Consejos para mejorar tu confianza o autoestima

Tú no eres la única persona que duda de sí misma en algunas ocasiones. No eres el único que se siente confundido acerca de los próximos pasos o está preocupado acerca de cómo manejar un desafío. No, tampoco eres la primera persona en cuestionar su propia capacidad y que desearía ser mejor en algo.

mejorar la confianza en uno mismo
mejorar la confianza en uno mismo

Muy pocas personas nacen con una gran confianza. La verdad, es que la mayoría de la gente que hoy se siente 100% segura con sí misma, en algún momento no tuvieron esa actitud ganadora. Los que parecen tener la mentalidad perfecta, también sufren de falta de confianza en ocasiones. La única diferencia es que ellos vieron eso como una oportunidad para el crecimiento.

Los cuestionamientos que uno tiene dentro de su cabeza son perfectamente naturales. Piensa en ello. La vida siempre conlleva nuevos desafíos y esos son los que nos traen dudas. Por eso sigo insistiendo ¡Eso es perfectamente normal!

La aceptación de este hecho es la clave para mejorar tu confianza. Si reconoces este malestar como una oportunidad para el crecimiento, en lugar de un obstáculo, tendrás beneficios en vez de problemas. Aquí están algunas estrategias de fomento de la confianza:
Sal de tu propio camino

Cuando nos enfrentamos a algo nuevo, debemos aceptar que sabremos muy poco. Nadie es omnisciente, así que vivamos con eso. Deja de lamentarte por su falta de conocimiento y crea un plan de acción. Evalúa cuándo y dónde se necesita ayuda y con qué recursos cuentas. Sal de tu cabeza y haz un mapa mental o una lista de pasos a seguir, a continuación, crea una línea de tiempo y ponte a trabajar.
Diferenciar entre la confianza y la aptitud

¿No puedes hablar en público? ¿La tecnología te supera? Identifica las áreas que te cuestan y diferencia entre aquellas en los que sin duda careces de la aptitud y los que sencillamente te son incómodas.

Por ejemplo, puede que no tengas la capacidad de hacer contabilidad porque la creatividad de tu cerebro no está en los números, o simplemente no eres bueno en ello porque no te gusta esa área. Hay una gran diferencia.

Lo que no sabes no te hará daño, ¿verdad? Estás equivocado. Si estás evitando algo por miedo, encuentra los medios de apoyo y responsabilidad que te ayudarán a conquistar estos temores. Cuando dejes de escapar de las cosas que consideras desagradable, tu confianza crecerá y muchas soluciones saldrán a la superficie.
Comprende tu valor

En la vida te enfrentarás a desafíos y oportunidades que simplemente no reflejan tus puntos fuertes y nunca lo harán. Todos tenemos estilos de personalidad básicos y áreas de fortalezas y debilidades. Esta es una buena cosa ¿O quieres un mundo donde todos sean lo mismo que tú? Comprende y acepta las aptitudes que tienes.

 

Cuidado con las olas

Muchos propietarios de negocios montan en la ola cuando las cosas van bien . Así como muchos se inundaron por ella cuando las cosas no iban tan bien. A ambos lados del espectro, es importante estirar y explorar tus próximas oportunidades de crecimiento. No te creas el mejor por haber dominado al ola, ni te sientas un fracasado si te caíste al agua intentándolo. Lee libros y autores en línea, asiste a conferencias, y trabaja con mentores que puedan ayudar con tu crecimiento tanto profesional como personal.
Deja de preocuparte por lo que otros piensan

Por supuesto, quieres dar buena impresión, pero estás demasiado absorto en lo que otros piensan, te estás dañando a ti mismo.. La mayoría de las personas, por lo menos las que valen la pena, perdonarán un simple error, ya que ellos también los han cometido. No te ataques a ti mismo por no haber sido de ayuda para alguien. En tu lugar, busca como crecer y aprender de tus errores. La gente va a admirar tu valor.

 

¿Cómo incrementar la confianza en sí mismo?

1. Plantéate pequeños objetivos y cúmplelos. La persona que no confía en sus capacidades normalmente necesita tener pruebas de que puede lograr los objetivos que se proponga. Por eso, nada mejor que te plantees pequeños objetivos y des todos los pasos necesarios para alcanzarlos. Esto te permitirá abandonar el círculo vicioso de frustración y desesperanza en el cual has caído. En la misma medida en que vayas alcanzando objetivos más ambiciosos, tu autoconfianza irá aumentando. Al inicio quizás tendrás que comenzar con metas pequeñas, no te desesperes, poco a poco podrás ir subiendo el listón. Recuerda que, más que nada, se trata de reprogramar la idea de fracaso que has generado en tu mente.
2. Cambia un hábito. Una vez que hayas logrado esos pequeños objetivos, estarás listo para dar un paso más allá. Piensa en un hábito que siempre has querido cambiar y esfuérzate en crear en su lugar una costumbre más saludable o benficiosa. Obviamente, no comiences con hábitos como dejar de fumar o dejar de ver el televisor y comenzar a correr todos los días. El cambio debe ser paulatino así que en vez de salir a correr todos los días, puedes proponerte correr dos veces a la semana o dejar de fumar dos o tres cigarrilos durante la jornada. Recuerda que en muchas ocasiones no logramos nuestros objetivos porque estos son demasiado ambiciosos y los enfrentamos como una mole única pero si los dividimos en pequeños pasos, estos serán más factibles. No esperes llegar volando a la cima de la montaña, tendrás que escalar, dando un paso detrás del otro.
3. Enfrenta una situación que te incomoda. Todos tenemos situaciones que hemos ido postergando porque nos resultan incómodas. Quizás llevas semanas queriendo hablar con tu jefe o intentando decirle algo a tu pareja. Este es el momento para que tomes las riendas y decidas enfrentar esa situación. Huir de los problemas no los solucionará, al contrario, en muchas ocasiones la evitación solo sirve para acrecentarlos. Aunque no logres llegar a la solución que deseabas, al menos te habrás quitado de encima la preocupación, habrás dado el primer paso. Y eso es algo de lo cual puedes sentirte orgulloso.
4. Concéntrate en la solución. A menudo la falta de confianza en sí mismo deriva de pensamientos negativos sobre las posibles consecuencias de la decisión que tomemos. Nos ponemos a rumiar cuadros apocalítpticos que poco tienen que ver con la realidad. Por tanto, concéntrate en los datos objetivos y elimina de tu mente todas esas ideas catastrofistas. Ten en cuenta que solemos magnificar las repercusiones emocionales de los hechos y eso solo sirve para desmotivarnos y hacernos perder la confianza.
5. Ayuda a alguien. Si eres una persona insegura, lo más probable es que estés permanentemente concentrada en ti misma. Sin embargo, si quieres aumentar tu autoconfianza, deberás descentrar el foco de tu atención, deberás volcarte en los demás. Mira a tu alrededor y, si encuentras a alguien que necesita de tu ayuda, no dudes en brindársela. Te sorprenderá descubrir cuánto puede aumentar tu confianza estos pequeños gestos de solidaridad.

Los sentimientos negativos contra nuestra autoestima y autoconfianza

Los sentimientos negativos, como la frustración, la ansiedad y la rabia, bloquean el pensamiento racional. El modo en que sientes se convierte por lo tanto en una prioridad por encima de cómo te comportas ante determinada situación. Por otra parte, cuando los sentimientos son positivos, te ayudarán a acceder a tu lado racional, te motivarán para enfrentarte a la situación (sea cual sea) y te ayudarán a comportarte de forma adecuada.

consejos para mejorar tu autoestima
consejos para mejorar tu autoestima

«El modo en que te sientas contigo mismo dependerá de la cantidad de emociones negativas o positivas que hayas adjuntado a tu experiencia. La inseguridad es una ilusión que mantienes viva a través de una conexión emocional con tu recuerdo de una situación.»

 

Ejercicio para mejorar tu confianza:

 

Crear ilusión positiva

Así que es hora de deshacerse de las ilusiones negativas que te hacen sentir mal y crear una ilusión que te produzca sentimientos cálidos y positivos y te haga sentirte bien contigo mismo. El proceso es el mismo en las ilusiones negativas y en las positivas, pero es hora de que tomes conciencia de los pensamientos positivos.

 

Muestra curiosidad y no juzgues

Comienza sintiéndote curioso por el comportamiento de otras personas. Resiste la tentación de hacer conjeturas y de emitir juicios. Observa qué hacen y cómo obtienen sus resultados. Si juzgas a los demás, probablemente también te juzgarás a ti mismo. En lugar de eso, acostúmbrate a desarrollar tu curiosidad para observar las cosas sin emitir juicios. En el momento en que emites un juicio, te cierras a la posibilidad de que pueda significar otra cosa diferente. El acto de juzgar a los demás suele ser una expresión de la obsesión con uno mismo. Cuanto antes dejes de juzgar, más cosas observarás y comenzarás a sentirte mejor.

 

Paso 1. Concentra tu atención en una situación futura que te afecte. A continuación, piensa sobre una situación actual que te haga sentir inseguro. Podría ser una entrevista, un examen, una reunión, la cita con el dentista. Tómate unos minutos para proyectar esa imagen en tu mente.

 

Paso 2. Ahora levántate o siéntate erguido. Mientras miras a la derecha, empieza a imaginar qué aspecto tendrías como persona segura. Concéntrate en tu postura y en cómo los otros responden de forma positiva.

 

Paso 3. Convierte la imagen en una película y visualízala, sonriendo mientras lo haces. Construye una ilusión o imagen lo más realista posible. Pon color, brillo y contraste a tu película interior.

 

Paso 4. Comienza a trasladar tu atención desde ti mismo hacia las otras personas que aparecen en esta situación. Recuerda que no se trata de ti (eso sería auto-obsesivo) sino de la contribución que estás haciendo.

 

Paso 5. Acerca la imagen y experimenta cómo crecen tus sentimientos positivos mientras lo haces. Permite que este sentimiento positivo crezca y se introduzca en todas las partes de tu cuerpo.

 

Paso 6. Comunícate a ti mismo, en un tono de voz seguro, lo mucho que quieres comenzar a llevar a cabo esta situación.

 

Y relájate. Lo que has hecho es crear una imagen positiva que produce un sentimiento positivo de motivación. Practica el ejercicio varias veces durante los siguientes días para que te acostumbres a tener este sentimiento más a menudo. Llegará a convertirse en un proceso automático que inducirá una conducta de confianza.

 

Fuentes: wiki http://es.wikipedia.org/wiki/Confianza ; psicólogo infantil en barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s